29 de janeiro de 2019

El presidente Donald Trump insistió este domingo en presentar argumentos falsos sobre la entrada de inmigrantes a Estados Unidos para justificar la construcción del muro en la frontera con México.

A la alegada existencia de una ‘crisis humanitaria’ en la frontera sur del país y a sus amenazas de declarar una emergencia nacional, el

presidente infló hasta más de 25 millones la cifra de indocumentados en Estados Unidos, más que los casi 11 millones que tradicionalmente se reconocen por fuentes oficiales.

Sin citar fuentes, Trump señaló, además en un tuit que ‘Hay por lo menos 25,772,342 inmigrantes indocumentados, no los 11,000,000 de los que se ha informado durante años, en nuestro país. ¡Ridículo!’.

En muchas de sus declaraciones el presidente da cifras no coincidentes con las estadísticas oficiales y se abstiene de reconocer sus fuentes.

La de ahora es una reiteración de guarismos utilizados en octubre cuando habló de la existencia de 25 o 30 millones de inmigrantes sin papeles en el país, datos que no coinciden, por ejemplo, con las estadísticas del centro de Estudios Pew.

Esa entidad calcula el número de indocumentados en el país tomando como base datos del Censo de Estados Unidos y en otras encuestas mensuales dirigidas por las autoridades estadounidenses.

En su más reciente informe Pew reveló que los datos de 2016 indicaban que existían 10.7 millones de personas sin papeles residiendo aquí, la estadística más baja de los últimos años.

También a primeras horas de este domingo, Trump presentó reclamos sobre la existencia de votantes indocumentados en las elecciones de Texas.

Alegó que 58 mil no ciudadanos votaron en Texas, y que 95 mil no ciudadanos se registraron para votar.

El sábado y el domingo, el presidente envió una serie de tuits en busca de leyes de inmigración más estrictas y advirtiendo que el país de alguna manera fue abrumado por los inmigrantes mientras presiona para obtener fondos para un muro a lo largo de la frontera sur.

Con frecuencia, Trump se apoya en reclamos engañosos o inexactos de fraude electoral generalizado para impulsar leyes de identificación de votantes más estrictas y una mayor vigilancia en la frontera, así como para explicar por qué perdió el voto popular en las elecciones de 2016.

Fonte: radiolaprimerisima