11 de dezembro de 2017

idi spaLas bandas dedicadas al robo de trenes también atentan contra los migrantes centroamericanos que pasan por territorio poblano al explotar o extorsionar a los hombres y abusar de las mujeres, denunció durante la inauguración de la exposición fotográfica “Los mutilados por la Bestia” Arturo Villaseñor, miembro de Estación Cero, un colectivo que vela por este sector.

Las bandas dedicadas al robo de trenes también atentan contra los migrantes centroamericanos que pasan por territorio poblano al explotar o extorsionar a los hombres y abusar de las mujeres, denunció durante la inauguración de la exposición fotográfica “Los mutilados por la Bestia” Arturo Villaseñor, miembro de Estación Cero, un colectivo que vela por este sector.

De acuerdo con el activista, desde hace algunos años los migrantes dejaron de ascender al tren para viajar ilegalmente por el estado de Puebla, pues se exponen a las agresiones y sometimiento de los grupos de la delincuencia organizada que asaltan el carguero.

Estación Cero, reveló Villaseñor, ha tenido reportes de cinco casos graves durante los dos últimos años, en los que migrantes fueron amenazados de muerte, secuestrados o chantajeados por miembros de bandas dedicadas al robo de combustible y otros delitos para forzarlos a trabajar para ellos.

Mientras que en el caso de las mujeres, añadió, la mayoría suele ser violada o vejada por ellos mismos, “fácilmente el 90 por ciento de ellas sufre violaciones”, y algunas, además, son objeto de explotación sexual.

Por esta razón, explicó, muchos migrantes prefieren ya no subir al tren, sino viajar por carretera, pidiendo “aventones” a los automovilistas, aunque de este modo se convierten en presa fácil de la delincuencia organizada.

Leer más: Rescatan a 153 migrantes hacinados en un tractocamión en Tabasco

Por último, agregó que recientemente se han presentado casos de extorsión o secuestro por parte de elementos de seguridad de Ferromex, la compañía ferroviaria que opera el tren, quienes los descubren y exigen grandes cantidades de dinero a sus familiares en Centroamérica para dejarlos en libertad.

“Los mutilados por la bestia” se encuentra en la estación Cholula del Tren Turístico Puebla-Cholula, que expondrá hasta el mes de marzo imágenes del fotoperiodista de Univisión Pedro Ultrera sobre hombres y mujeres que perdieron algún miembro de su cuerpo por el tren mientras viajaban en busca de mejores condiciones de vida.

A decir de Villaseñor, al menos uno de cada 10 migrantes centroamericanos que viajan por el tren en territorio nacional sufre alguna lesión causada por el carguero, aunque subrayó que la principal responsable de este problema es la crisis económica de sus países de origen, en los que priva la pobreza y violencia extremas -por mencionar dos ejemplos-, de las cuales buscan librar a su familia y a ellos mismos.

Fonte: El Sol de Puebla