3 de maio de 2020

ACNUR y Fraternidade Internacional lanzaron una publicación en 4 idiomas dirigida a indígenas venezolanos de los grupos étnicos warao y eñepa y a profesionales de la salud.

En un esfuerzo por apoyar a las poblaciones más vulnerables de la nueva pandemia de coronavirus, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Federação Humanitária Internacional (FFHI) lanzaron el folleto ‘Comunicación sobre la salud indígena Warao y Eñepa’, disponible en Portugués, español y también en los idiomas nativos de esta población indígena refugiada en Brasil.

También dirigida a profesionales de la salud, la publicación ofrece una perspectiva intercultural para facilitar la comunicación y la comprensión con la población indígena sobre la salud, el diagnóstico y el tratamiento de acuerdo con la cosmología de cada grupo. El material fue producido en estrecha colaboración con los líderes de estos dos grupos étnicos, que apoyaron la traducción, la corrección y la ilustración.

Se estima que aproximadamente 4.000 indígenas venezolanos viven actualmente en el país (la mayoría de las etnias warao y eñepa), como resultado del flujo de refugiados y migrantes venezolanos al país. Entre las vulnerabilidades de este grupo, la salud es uno de los puntos más preocupantes para las organizaciones humanitarias que se ocupan de la respuesta de emergencia a estas poblaciones.

El folleto complementará el trabajo de información sobre prevención de salud (incluido COVID-19) que el ACNUR y sus socios llevan a cabo con los indígenas venezolanos albergados en los estados de Roraima, Amazonas y Pará, donde se encuentra la mayoría de estas poblaciones, y así como en otros estados del país.

La publicación proporciona información sobre las enfermedades más comunes entre estas poblaciones, como la gripe, la tuberculosis, la neumonía y el asma. También incluye los medicamentos tradicionales utilizados por cada grupo para tratar quemaduras, fiebre, inflamación, cólicos, dolor de estómago, diarrea y otros síntomas.

El folleto apoyará acciones de salud a nivel nacional, que pueden imprimirse y distribuirse en puestos de salud locales y a la población indígena venezolana.

Además de la barrera del idioma, que dificulta el acceso a información de calidad, algunas de estas poblaciones viven en tránsito constante en busca de medios de vida relacionados con su cultura, lo que dificulta el alojamiento continuo y garantizar la seguridad alimentaria y el monitoreo médico adecuado.

“La pandemia plantea peligros adicionales para las poblaciones indígenas venezolanas”, dijo Sebastián Roa, coordinador de la respuesta indígena venezolana al ACNUR en Brasil. “El folleto es un instrumento intercultural hecho con y para ellos, con el fin de facilitar el acceso a los sistemas de salud pública y promover una mejor comunicación con los profesionales que los ayudarán”, concluyó.

“Este folleto representa un gran paso en la promoción de la integración de la población indígena en los sistemas nacionales”, dijo Clara, Directora Regional de la FFHI. “Acompañamos a esta población diariamente en la gestión de los albergues de Pintolândia y Janokoida, en Roraima, y ​​sabemos la importancia de tener esta herramienta”, concluyó.

En conjunto con las autoridades estatales y municipales y la Operación de Acogida (respuesta federal al flujo de refugiados y migrantes venezolanos en Brasil), ACNUR y sus socios han implementado acciones que aseguran albergue, seguridad alimentaria, acceso a servicios de salud e información de calidad en lenguas de los grupos warao y eñepa.

Todas estas actividades se llevan a cabo en coordinación con la Operación de Acogida y en conjunto con agencias de la ONU y organizaciones de la sociedad civil reunidas bajo la iniciativa R4V (Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela).

Para obtener más información sobre cómo ha actuado el ACNUR para apoyar a la población refugiada indígena en el contexto de la pandemia, visite nuestro sitio web.

Fonte: acnur.org