8 de maio de 2019

(CNN Español) — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que está prácticamente listo un plan para atender las causas de la migración en México y en Centroamérica y atender los derechos humanos de la población que se desplaza forzosamente por la región.

Se trata del Programa de Desarrollo Regional entre México y Centroamérica, una iniciativa que fue presentada en diciembre de 2018 por los cancilleres de México, Honduras, El Salvador y Guatemala, junto con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El presidente de México dijo este martes que el principal objetivo del plan es “crear oportunidades de trabajo y atender el tema migratorio”.

“Queremos que la inmigración sea opcional, no forzosa. Creemos que si se invierte en actividades productivas en Centroamérica y en el país vamos a resolver el problema”, dijo AMLO este martes a periodistas en el Palacio Nacional.

¿Cuáles son las medidas que contempla este plan?

Según AMLO, el plan para atender el flujo de inmigrantes por la región se basa en impulsar el desarrollo económico, crear empleos en Centroamérica y México y proteger a los inmigrantes de los peligros a los que se enfrentan al cruzar por zonas donde operan bandas delincuenciales.

“Otra opción es procurar precisamente para proteger a migrantes que no los dejemos solos en las zonas donde hay más bandas de la delincuencia organizada, que podamos darles opciones, como se está haciendo, visas de trabajo para la integración”, dijo el presidente de México.

“Hay que buscar los mecanismos para integrarlos sin quitarles su derecho de buscar asilo, de ir hacia Estados Unidos, pero dar las opciones de integración a la actividad productiva en la región”, agregó AMLO.

En 2018, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, dijo que el plan consideraba cuatro ejes de acción:

– El origen, es decir, las causas estructurales de la migración
– El tránsito y cómo proteger los derechos humanos de los migrantes en desplazamiento
– El destino, que aborda la regularización y el refugio, en caso de que se requiera
– Y el retorno de los inmigrantes a sus hogares.

Cuando en diciembre de 2018 se suscribió el acuerdo, los cuatro países de la región que se unieron en este plan acordaron llevar a cabo un programa “para facilitar la migración segura, ordenada y regular desde una perspectiva regional integral”, según la CEPAL.

“Como parte de las acciones acordadas, los gobiernos acordaron trabajar en la creación de un fondo, ‘con el objetivo de implementar el Plan de Desarrollo Integral que incluya programas, proyectos y acciones específicas, a efecto de generar empleos y combatir la pobreza’·.

López Obrador agregó este martes que la iniciativa también contempla “tener buena relación con los gobiernos de Centroamérica y con otros gobiernos”, pues, dijo, “hay migrantes de otras partes del mundo”.

En diciembre de 2018, el canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo que el gobierno de su país invertirá poco más de 30.000 millones de dólares en 5 años para implementar este plan y que México “cambiará su política migratoria” para responder a las necesidades que requiere el sur de México y Centroamérica, según reseñó la CEPAL en su página web.

La CEPAL señala que este pacto es importante pues resalta la importancia de atender el “fenómeno migratorio en forma conjunta con una mirada regional ya que ningún país puede atender esta problemática compleja en forma aislada”.

AMLO espera presentar este proyecto en una semana o máximo 10 días, según les dijo a periodistas este martes.

Un plan fundamental para la región

Este plan es fundamental para la política del norte de Centroamérica, pues según dijo el canciller de México el año pasado, El Salvador, Guatemala, Honduras y México representan a 160 millones de personas y por eso este plan es “la primera y más importante aplicación del Pacto Mundial para la Migración”.

El plan de los cuatro países busca atender las causas estructurales de la migración, que según la CEPAL, son la pobreza y falta de oportunidades laborales.

“Los emigrantes del NCA (Norte de Centroamérica) provienen fundamentalmente de sectores rurales, sobre todo en Honduras y Guatemala, donde los índices de pobreza rural alcanzan el 82% y el 77% respectivamente”, dice la CEPAL.

Y la violencia en los países de origen es otra de las causas que lleva a miles de personas a huir, agrega el informe, que dice que miles de inmigrantes “prefieren cruzar irregularmente dos o tres fronteras, atravesar caudalosos ríos tropicales y caminar 3.700 km cargando a sus hijos a cuestas, antes que resignarse a la certeza de un entorno hostil en sus pueblos y comunidades”.

En 2015, la cifra de migrantes centroamericanos en tránsito hacia Estados Unidos se estimó en unas 417.000 personas, según la CEPAL. La mayoría de estos inmigrantes provenía de Guatemala, El Salvador y Honduras, de acuerdo con este reporte.

La Cepal agrega que solo 19 de cada 100 migrantes que iniciaron su migración hacia los Estados Unidos llegaron a este país sin ser detenidos por las autoridades mexicanas o estadounidenses, en su Atlas de Migración de Países de Centroamérica.

CNN