23 de junho de 2017

idi spaLa Subprocuraduría de Investigaciones Especiales investiga el secuestro del que fueron víctimas por lo menos seis migrantes brasileños que durante dos semanas permanecieron privados de su libertad por una banda de polleros.

La Subprocuraduría de Investigaciones Especiales investiga el secuestro del que fueron víctimas por lo menos seis migrantes brasileños que durante dos semanas permanecieron privados de su libertad por una banda de polleros.

Aunque la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ha manejado el caso de manera hermética, extraoficialmente trascendió que las víctimas fueron liberadas después de que sus familiares en Brasil pagaron 66 mil dólares.

Se presume que el grupo delictivo que pudiera estar relacionado con otros secuestros de migrantes, hacía contacto con los familiares para amagarlos con pagar una fuerte suma de dinero a cambio de no quitarle la vida a sus seres queridos.

A través de mensajes, fotografías y videos se observaba la violencia de la que eran objeto los migrantes a manos de los polleros.

Tras cubrir el monto requerido en dólares, los secuestradores liberaron a los seis brasileños, entre ellos una mujer, por lo que las autoridades estatales dieron con ellos y ahora se encuentran tras la pista de este grupo criminal.

Para la PGJE estas personas pudieran estar relacionadas con la banda que en el 2015 tuvo un enfrentamiento con elementos de seguridad en el fraccionamiento Los Pinos, en donde tenían privados de su libertad a varios migrantes.

Hasta ahora las autoridades han guardado silencio en torno a los avances de la investigación que se encuentra en curso.

Fonte: La Voz de la Frontera