7 de novembro de 2017

idi spaLa Iglesia católica de San Juan del Río puso en marcha una campaña de sensibilización y colecta de víveres, para apoyar a los migrantes que se dirigen a Estados Unidos en los vagones del tren de carga que se detienen en el municipio para solicitar ayuda a la ciudadanía con alimento y cobijo.

La Iglesia católica de San Juan del Río puso en marcha una campaña de sensibilización y colecta de víveres, para apoyar a los migrantes que se dirigen a Estados Unidos en los vagones del tren de carga que se detienen en el municipio para solicitar ayuda a la ciudadanía con alimento y cobijo.

De acuerdo con el vicario de la parroquia de San Juan Bautista, Luis Miguel Pintor Paulín, esta colecta de víveres tiene como propósito apoyar al que menos tiene, en este caso a los indocumentados que en su afán de llegar a la Unión Americana viajan a bordo de los vagones del tren de carga a pesar de las condiciones climáticas y con menores, por este motivo pidió el apoyo de los sanjuanenses para donar galletas, agua embotellada, enlatados como atún, verduras y frijoles en aras de ayudar a los migrantes.

Los donativos se pueden hacer en la parroquia de San Juan Bautista o en las oficinas de Caritas Diocesana, agrupación civil dedicada a solicitar apoyo mediante donativos para los sectores de la población más vulnerables, en la calle José María Morelos y Pavón, número 1.

El religioso comentó que la presencia de migrantes centroamericanos durante las últimas semanas del año se mantiene activa, por ello el interés de ofrecer apoyo a los integrantes de este sector para evitar decesos por la falta de alimento, pues la mayoría de los viajantes se acompañan de menores o personas de edad avanzada.

Indicó que la entrega de los donativos se realizará conforme se reúnan y en los puntos identificados con alta presencia de ilegales, como la colonia San Rafael, Paseo Central, boulevard Pablo Cabrera, y otros puntos más.

Pidió a la ciudadanía ser generosa y atender este llamado de la Iglesia católica durante noviembre y diciembre, para apoyar a la población de los migrantes de Centroamérica, ya que el periodo invernal 2017 será uno de los más crudos, y corren el riesgo de sufrir problemas de salud por la falta de alimento y abrigo.

Fonte: El Sol de San Juan del Rio