20 de fevereiro de 2017

idi spaUn buque de la Armada española rescató a 112 migrantes de las costas de Libia, informaron autoridades. La fragata Canarias encontró a la deriva la embarcación de los inmigrantes este sábado, indicó el Ministerio de Defensa, el cual detalló que todos los que iban a bordo eran hombres y que la gran mayoría provenían del África subsahariana.

Un buque de la Armada española rescató a 112 migrantes de las costas de Libia, informaron autoridades. La fragata Canarias encontró a la deriva la embarcación de los inmigrantes este sábado, indicó el Ministerio de Defensa, el cual detalló que todos los que iban a bordo eran hombres y que la gran mayoría provenían del África subsahariana.

La fragata participa actualmente en una misión europea en el Mar Mediterráneo para combatir el tráfico de personas.

Vea también: Más de 1.750 migrantes rescatados en el Mediterráneo antes de cumbre de la Unión Europea

Más cerca de la costa española y también el sábado, las autoridades informaron del rescate de 36 migrantes más en dos botes sobrecargados.

160.000 manifestantes piden la acogida de refugiados

Unas 160.000 personas participaron el sábado en Barcelona en una manifestación para reclamar que España acoja “desde ahora” miles de refugiados tal y como había prometido en 2015, según una estimación de la policía municipal.

La alcaldesa de Barcelona Ada Colau pidió a los manifestantes “llenar las calles” en esta marcha llamada “Queremos acoger” (“volem acollir”, en catalán).

Hacia las 17:00 local (11:00 en Ecuador), la Via Laietana -avenida que atraviesa la ciudad hasta el puerto- estaba abarrotada de manifestantes, constataron reporteros de la AFP.

Eran muchos los que levantaban pancartas con el lema “no más excusas, ¡acojamos ahora!” o “no más muertos, ¡abramos las fronteras!”. El desfile estaba organizado por la plataforma “Nuestra casa es vuestra casa” (“Casa nostra casa vostra”, en catalán”).
En virtud de los compromisos con la Unión Europea, España debía recibir unos 16.000 candidatos de asilo admitidos ya en otros países, desde 2015. Pero solo 1.000 llegaron hasta ahora.

Jacint Comelles, ceramista de 62 años, se manifestó en Barcelona con su familia y amigos. “En la Comunidad Europea se acordó acoger a un número determinado de refugiados pero, en realidad, se ha hecho muy poco, especialmente en España”, dijo a la AFP.

“Reclamamos un mínimo de dignidad”, continuó, “que al menos ese número de refugiados pueda venir”, pedía este manifestante, asegurando que “en Cataluña, todo esta preparado para recibirlos”.

La manifestación terminó simbólicamente al borde del mar Mediterráneo, donde más de 5.000 inmigrantes han perdido la vida en 2016. Después, varias intervenciones fueron retransmitidas en directo en las televisiones catalanas.

“Somos víctimas de la guerra”, declaró una refugiada siria, Meera Zaroor. “Queremos que el dictador (Bashar al Asad, nota de la Redacción) y la organización Estado Islámico -que son dos caras de la misma moneda- se vayan y podamos volver al país”, dijo, interrumpida por las ovaciones.

Barcelona presentó desde el mes de agosto de 2015 un plan para recibir a refugiados provenientes de Siria, Irak, Afganistán o Eritrea. 

Fonte: El Universo