7 de março de 2017

idi spaEl titular de la agrupación “Jóvenes Inc” en Los Ángeles, California, Richard Estrada, expresó que se han comenzado a crear santuarios en comunidades, condados e iglesias, para evitar que los migrantes mexicanos y centroamericanos sean deportados.

El titular de la agrupación “Jóvenes Inc” en Los Ángeles, California, Richard Estrada, expresó que se han comenzado a crear santuarios en comunidades, condados e iglesias, para evitar que los migrantes mexicanos y centroamericanos sean deportados.

“El gobierno de Estados Unidos está haciendo redadas y deportando. Las comunidades e instituciones como iglesias están resistiendo, están recibiendo y en casas privadas dan albergue, pero son santuarios donde las autoridades no pueden entrar, porque puede ser una casa o una iglesia, así que estamos protegiendo, escondiendo a estas personas y diferentes iglesias están organizando un movimiento que se llama Resistencia”, dijo.

Explicó que la red denominada “Resistencia”, avisa cuándo o dónde se realizarán redadas contra los migrantes irregulares, por lo que sus integrantes pueden protestar, formar barras humanas o amarrarse entre sí, para impedir que los agentes americanos detengan a cualquier migrante irregular.

Lee también: Iglesias y templos podrían ser refugio para migrantes en Estados Unidos

Expuso que en Los Ángeles existen 20 santuarios entre públicos y privados, en donde se atiende a los migrantes, se ofrece alimentos, además, las autoridades no pueden entrar, pero los migrantes tienen miedo porque piensan que si es un santuario público los agentes migratorios estarán alrededor y capturarlos en cualquier momento.

Expuso que los migrantes, aunque tienen autorización de estar en Estados Unidos por uno o dos años, están en riesgo, porque son considerados como criminales, actitud que comenzó con Donald Trump.

Además, en el caso de los jóvenes “dreamers” exponen que están en una tortura, porque no hay una postura sobre si serán protegidos o deportados.

“Si algo pasa, si sabemos que van a ir por ellos, todos nos podemos en acción, lo importante es que la masa de gente no tenga miedo de proteger a sus hermanos y hermanas; si nos portamos bien, no tenemos delitos de borrachos, de drogas o robo, podemos vivir aún mejor”, señaló.

Por último, expuso que en el último mes antes que saliera de Estados Unidos, se deportaban 125 migrantes a diario.

Fonte: El Occidental