9 de julho de 2019

De acuerdo con el director de la FAO, José Graziano Da Silva, que debido a ello corredor seco entre México y Costa Rica se vio afectado; destaca Plan de Desarrollo para Centroamérica

El director general de la Agencia de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano Da Silva, afirmó que una de las causas principales de que aumentara en los últimos años la migración de centroamericanos hacia el norte del continente fue el fenómeno del cambio climático, cuyos efectos provocaron un daño mayor al llamado corredor seco que va desde el sur de México hasta Costa Rica.

“El retraso de lluvias del corredor seco el año pasado arruinó el 70 por ciento de la primera cosecha y luego el exceso de lluvias llevó al fracaso la mitad de la segunda cosecha, en consecuencia más de 2 millones de personas han visto su medio de vida severamente afectado y 1.4 millones de ellas necesitan asistencia alimentaria”.

Al encabezar la reunión de alto nivel sobre “Migración, Desarrollo y Seguridad Alimentaria en Mesoamérica”, el funcionario señaló que este corredor seco es un sitio cuya vulnerabilidad climática es considerada extrema y donde habitan dos tercios de la población en zona rural que enfrentan rezago en educación y servicios y que hoy su modo de ingreso que era la agricultura se vino abajo por sequías e inundaciones en sus cultivos.

“Y ahí, pobreza, hambre, cambio climático, inseguridad. Es decir, el subdesarrollo crea una tormenta perfecta en la cual miles de personas solo ven una salida, emigrar”, sostuvo.

En presencia de funcionarios de México, Guatemala, El Salvador y Honduras, el director de la FAO destacó el Plan de Desarrollo para Centroamérica presentado por la CEPAL a propuesta de nuestro país para generar condiciones que arraiguen a las familias a no emigrar de sus comunidades.

Que la migración sea una opción no la única alternativa, coincidieron los representantes de los países que asisten a este foro desarrollado en la cancillería mexicana.

Fonte: excelsior.com.mx